Cómo pintar bordes y esquinas

5 Claves para pintar bordes y esquinas correctamente

A la hora de pintar las paredes de tu casa, disponer de buenas herramientas de pintura es clave para obtener un resultado óptimo. Otro de los pasos fundamentales para obtener el mejor acabado, es pintar bordes y esquinas de forma correcta y con la herramienta adecuada.

Además de limpiar la superficie, encintar y proteger las superficies de la pintura, antes de empezar a pintar con un rodillo, es necesario pintar todas las esquinas y ángulos de unión: ventanas, puertas, zócalos o molduras, entre otros. Este es un truco profesional que garantizará un acabado mucho más pulido y limpio.

¿Cuál es la herramienta perfecta para pintar bordes y esquinas?

La herramienta perfecta para pintar bordes y esquinas – o recortar, como los pintores profesionales lo definen – es el pincel redondo. Este es el complemento perfecto del rodillo, ya que permite acceder a aquellos rincones donde estos no caben.

En el catálogo de Rodapin encontrarás una amplia variedad de pinceles redondos y brochas prensadas específicamente para este fin, de diferentes tamaños y acabados para que puedas elegir el que mejor se adapta a tu proyecto. 

Si estás buscando un resultado más profesional, nuestra recomendación es que emplees nuestra brocha PROFI soft grip lasures, válida para aplicar pinturas acrílicas, esmaltes y barnices, que además se puede escurrir fácilmente mediante el giro de la brocha. Si por el contrario, buscas una opción más sencilla, siempre puedes pintar bordes y esquinas utilizando nuestro pincel mango encerado redondo.

Claves para obtener el mejor resultado

  1. Elige un pincel redondo con un tamaño adecuado que te permita cubrir correctamente las esquinas de la estancia. Cuanto menor sea el diámetro de la brocha, será más fácil acceder a zonas más pequeñas aunque avanzarás más despacio.
  2. Una buena técnica es fundamental. Deberás sostener el pincel como si fuera un lápiz, sujétalo cerca de las cerdas y mantenerlo en posición perpendicular a la superficie pero dejando que las cerdas sigan la dirección de la pared (vertical si estamos pintando paredes, horizontal si pintamos techos). Pon atención a curvar ligeramente las cerdas para que la pintura se extienda más fácilmente.
  3. Carga el pincel de pintura correctamente. No es necesario sumergir por completo las cerdas, bastará con cubrir el final de las cerdas y descargar el exceso. De esta forma evitarás que los bordes y las esquinas no queden demasiado saturadas de pintura. 
  4. Sigue un orden para evitar marcas indeseadas. Una vez hayas retirado el exceso de pintura, comenzarás a pintar bordes y esquinas, para ello deberás deslizar el pincel suavemente siempre en la misma dirección. Para recortar paredes te recomendamos que lo hagas de forma descendente.
  5. Pinta con trazos cortos. Para lograr líneas rectas, lo mejor es pintar mediante trazos cortos que permitan difuminar la pintura adecuadamente y realizar recargas de pintura con frecuencia. Tampoco ejerzas demasiada presión ya que esto puede provocar marcas de pintura indeseadas.

Si tienes pensado darle un nuevo color a las paredes de tu casa, no dudes en aplicar estos consejos para pintar bordes y esquinas, ¡obtendrás un resultado mucho más profesional!

Descarga nuestro catálogo

Rodillos, mini rodillos, cubetas, brochas, pinceles, paletinas, espátulas y todas las demás herramientas y accesorios que necesitas para pintar y proteger las superficies

Descargar PDF

Deja una respuesta